7 de mayo de 2018

ENSEÑANZA DE LA SEMANA

Gran fe, Gran valor, Gran duda



Gran fe no significa fe en algo, o fe en que las cosas saldrán a tu manera. La fe no necesita ningún objeto. Es la vida, en la forma en que tu pie se encuentra con el suelo al caminar. Tu pie nunca se pregunta si el suelo está ahí para eso.

Gran valor significa no darse por vencido. Cambiar el rumbo no es un problema, pero tienes que seguir. El gran valor tampoco tiene que ser dramático. Cada vez que haces algo que es un poco difícil o un poco desagradable, y lo haces sin quejarte, y lo haces hasta que hayas terminado, es un gran valor, justo ahí.

Gran duda es lo más importante. La gente piensa que la religión se trata de creencias, pero no lo es. ¿Qué soy yo? ¿Qué es este universo? ¿Qué debería hacer? Estas no son preguntas que puedan responderse de una vez por todas. No las evadas. Encuentra una práctica espiritual que te ayude a mirarlas constantemente, y luego practica con gran fe y coraje.

Las creencias vienen y se van. Incluso si crees en Dios toda tu vida, tu idea de Dios siempre está cambiando. Pero la práctica espiritual no depende de la creencia, y puede durar toda la vida.

Por el maestro Zen Bon Hae